EyN: Profesionales de la estafa falsifican documentos para obtener crйditos

barclaycard kontostand telefon

Profesionales de la estafa falsifican documentos para obtener crйditos

domingo, 08 de junio de 2008

Bernardita Aguirre Pascal
Economнa y Negocios, El Mercurio

En el centro, con avisos en los diarios e internet, se promocionan personas que adulteran liquidaciones de sueldo, cotizaciones de AFP y cartas del empleador para optar a prйstamos. Hay varios casos que ya estбn en la equidad.

Marнa, que trabaja en una empresa de la locomociуn colectiva en Santiago, se acercу a una inmobiliaria para que le gestionaran un prйstamo de vivienda.

Los ejecutivos fueron a su trabajo, le pidieron fotocopia del carnй, las liquidaciones de sueldo, una carta del empleador y 12 cotizaciones de la AFP. Eso fue lo que entregу, y hasta ahн todo correctamente. Pero un mes despuйs supo que en el faja descubrieron que sus papeles eran falsos.

Ella asegura que reciйn en ese momento se enterу de que la inmobiliaria le habнa arreglado sus documentos. Aunque reconoce que pagу $600 mil para que le hicieran las gestiones, porque ella no podнa hacer el trбmite por sus horarios de trabajo.

La presentaciуn de documentos falsos y la adulteraciуn del estado de situaciуn que se presentan para optar a crйditos estбn acullá de ser una anйcdota.

Paseбndose por sindicatos, por distintos locales del centro de Santiago e incluso con ofertas en diarios e internet, “El Mercurio” detectу a masa que ofrece tramitar crйditos de consumo, y si hay problemas con los papeles o Dicom, los arreglan.

Los títulos cobrados por estos “trбmites” van desde los $500 mil hasta $1 millуn. Otros lo hacen por un porcentaje del crйdito que va entre el 10 y el 20%.

Para consumo y casa
En 2006, los prйstamos con papeles arreglados eran “queja y plata” en un cafй del centro de Santiago, donde el mismo dueсo del recinto llevу a una persona para que los ofreciera.

“Йl tenнa un contacto en el bandada y te arreglaban los papeles. Si tenнas Dicom, te lo borraban, las liquidaciones de sueldo estaban todas arregladas, ganбbamos el mнnimo y aparecнamos con $1 millуn con las gratificaciones y otros beneficios y tambiйn te prestaban padrones de autos que nunca tuviste”, cuenta Patricia, quien no pidiу el crйdito porque le molestу que le cobraran el 10%.

Pero a sus amigas sн les prestaron, entre $3 millones, para acreditar una operaciуn, hasta $20 millones para una casa.

A los pocos meses de implementado el sistema, el ejecutor del asiento que hacнa las gestiones fue descubierto por su patrón y el sistema terminу.

Casos de estafas
Pedro hace lo mismo, y no lo han pillado. En el centro de Santiago rastreo personas para “asesorar” en crйditos. Cobra el 20% del prйstamo a quienes no tienen liquidaciones suficientes, y por borrar las deudas de Dicom, pide la porción del monto adeudado. Segъn йl, lo hace para siempre.

Una empresa de gestiуn inmobiliaria —que se dedica a contactar crйditos para vivienda— fue vнctima del engaсo.

Dos ejecutivos le entregaron una decena de documentos fraudulentos de personas que no tenнan ingresos suficientes.

Incluso, les hicieron contratos en una condena de supermercados y una constructora dando telйfonos falsos. Si llamabas al nъmero de la carta, confirmaban los datos, pero al acentuar al nъmero auténtico de la compaснa, йstos no figuraban en la nуmina de empleados.

Bancos que fueron nombrados por quienes presentaron documentos fraudulentos no quisieron referirse al tema, pero otros actores del mercado dijeron conocer el sistema.

credito ultra rapido

“En algunos casos hemos detectado que nos han adulterado la informaciуn del servicio de impuestos internos”, explica Ramуn Castillo, administrador genérico de Credicoop, cooperativa orientada a microempresarios.

Agrega que “estas redes, que nosotros sabemos que existen y se dedican a tramitar crйditos de consumo, han tratado de ingresar a este segmento. Pero no les ha funcionado muy proporcionadamente, porque a los microempresarios se les encuentro hasta el domicilio”, dice Castillo.

En los bancos ya conocen el perfil de los infractores.

Algunos son particulares que adulteran sus papeles para que parezca que tienen mбs fortuna; en otros casos, son los mismos ejecutivos bancarios o fuerzas de liquidación externas que adulteran los documentos para alcanzar sus metas o percibir comisiones, y los ъltimos son profesionales que tras ofertas de borrar Dicom y consolidar deudas, montan verdaderas empresas que se dedican a “arreglar papeles”.

Las declaraciones falsas son penadas por la ley con cбrcel, pero es difнcil comprobar que hubo perjuicio
El director común de la Asociaciуn de Bancos, Alejandro Alarcуn, explica que la ley de bancos es muy precisa en esto y quienes presentan papeles adulterados o falsificados estбn violando la ley.

“Al pedir un crйdito haces una declaraciуn jurada y las declaraciones juradas falsas son contrarias a la ley y pueden favor demandas civiles e incluso penales”, asegura Alarcуn.

Agrega que los bancos son muy cuidadosos en el seguimiento de los clientes, pero al no tener comunicación a las deudas de casas comerciales operan sin toda la informaciуn necesaria y, si a esto se agrega la falsificaciуn de documentos, la situaciуn es peor.

“El aventura de los bancos es veterano, pero las personas tambiйn estбn corriendo el aventura de que las metan presas”, advirte el mismo Alarcуn.

El abogado entendido en el tema Jorge Gбlvez explica que la ley de bancos sanciona con la pena de presidio último en su jerarquía medio mбximo, es aseverar, entre 540 dнas y cinco aсos, a quienes adulteran documentos para optar a crйditos causando perjuicio a la instituciуn bancaria.

Pocos llegan a cumplir esta pena porque “hay una deficiencia en la ley. Йsta exige perjuicio para la instituciуn bancaria, lo que es muy difнcil de demostrar. Existen casos en que se detecta la adulteraciуn, pero como estбn vigentes los plazos para que las personas paguen los crйditos, no se puede establecer el perjuicio”, dice Gбlvez.

Ver este video: Come ti rubo i soldi dalla carta di credito


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *